5 beneficios de la Terapia de Juego

La razón por la que los niños pasan tanto tiempo jugando: jugar es la forma en que los niños aprenden, se desarrollan, entienden el mundo que les rodea y expresan sus sentimientos. Conoce los beneficios más importantes de la Terapia de Juego.

En la terapia de juego, un terapeuta capacitado puede usar la tendencia natural de jugar del niño para ayudarlo a procesar emociones complicadas que de otra manera no podría expresar y ayudarlo a desarrollar habilidades que lo ayudarán a tener éxito en la vida.

A continuación, conoce los 5 beneficios más importantes que el niño desarrollará en la terapia de juego.

1.- La habilidad de manejar emociones que no podrían expresar de otra manera

Los niños no siempre tienen las habilidades del lenguaje necesarias para expresar lo que sienten con palabras, especialmente si experimentan eventos traumáticos a edades muy tempranas.

Sin embargo, pueden expresar su dolor de formas indeseables, como desafiar la autoridad, hacer berrinches severos, llorar con frecuencia, volverse socialmente retraídos o ser inusualmente pegajosos.

En la terapia de juego, el terapeuta proporciona a los niños un método más adaptable de expresarse: el lenguaje del juego. Los terapeutas del juego están especialmente capacitados para comprender, interpretar y responder a las comunicaciones de juego de los niños

Esencialmente para aumentar las habilidades de los padres para «hablar» con sus hijos a través del juego.

2.- Mayor capacidad de regular su comportamiento

Una vez que los niños comienzan a expresar sus emociones a través del juego, comenzarán a ver una disminución en problemas de conducta. Además, los niños a desarrollan habilidades que le permitan controlar sus propios comportamientos.

En las sesiones de terapia de juego, los niños tendrán la oportunidad de probar los límites en un entorno seguro, lo que les permitirá aumentar su conciencia de las consecuencias de sus acciones.

3.- Desarrollo de independencia y pensamiento creativo

Los niños a menudo pasan gran parte de su día diciéndoles qué hacer. Por supuesto esto es necesario, ya que hay muchas decisiones que los niños aún no pueden tomar por sí mismos.

Sin embargo, también es crucial que los niños aprendan a pensar por sí mismos. Esto es especialmente necesario para los niños que son emocionalmente vulnerables o que han experimentado cambios significativos en la vida, ya que pueden sentir una aguda falta de control sobre sus vidas.

En la terapia de juego, los niños se convierten en líderes. En su mayor parte, controlan lo que sucede en la sala eligiendo las actividades en las que participan.

Así mismo, les brinda a los niños la oportunidad de tomar decisiones por sí mismos en un entorno de apoyo, sin prejuicios donde pueden expresarse libremente.

4.- Mejora de habilidades sociales y la capacidad de respetar a los demás.

La relación de confianza que los niños desarrollarán con el terapeuta, tendrán la oportunidad de probar diferentes aspectos de las interacciones sociales sin temor a dañar permanentemente la relación.

Por ejemplo, los niños pueden hacer trampa durante un juego de mesa para explorar cómo reaccionará el terapeuta, y el terapeuta puede explorar esta elección con su hijo.

Los juguetes en la terapia de juego también se seleccionan especialmente para permitir que su hijo explore diferentes roles sociales, como cuidar a las muñecas o vestirse como un oficial de policía.

Esto les ayudará a comprender los sentimientos de otras personas, y esta comprensión se transferirá a las relaciones con familiares y amigos.

5.- Relaciones más fuertes con los miembros de la familia.

A pesar de que el terapeuta es un profesional capacitado, no es la persona más importante en la terapia. ¡Los padres son las personas más importantes de los niños!

Aunque es posible que no estén en la habitación mientras se lleva a cabo la terapia, serán participantes activos en la terapia de los niños al llevarlo a las sesiones, reunirse con el terapeuta según sea necesario y apoyarlos en la implementación de habilidades que aprendan en la terapia. 

Finalmente, uno de los beneficios más importantes de la terapia de juego es lograr que la relación entre los niños y sus familiares sea lo mejor posible, brindándole más oportunidades de simplemente disfrutar pasar tiempo con los niños.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.