La importancia del aislamiento social contra el COVID-19

En marzo de 2020, la Organización Mundial de la Salud clasificó oficialmente a Covid-19, la enfermedad causada por el nuevo coronavirus, como una pandemia.

Eso significa que la enfermedad ya no constituye solo un brote o incluso una epidemia; El coronavirus se ha extendido por todo el mundo y continuará llegando a otros países y comunidades.

Sin embargo, la velocidad a la que se desarrolla el brote es muy importante por sus consecuencias. Lo que más temen los epidemiólogos es que el sistema de atención médica se vea abrumado por una repentina explosión de enfermedad que requiere hospitalizar a más personas de las que puede manejar.

En ese escenario, más personas morirán porque no habrá suficientes camas de hospital o ventiladores para mantenerlos con vida.

¿Cómo el aislamiento social puede salvar vidas?

Una inundación desastrosa en hospitales puede evitarse con medidas de protección de las que ahora estamos viendo más: cerrar escuelas, cancelar reuniones masivas, trabajar desde casa, poner en cuarentena, aislarnos, evitar las multitudes, para evitar que el virus se propague rápidamente.

Los epidemiólogos llaman a esta estrategia de prevenir un pico enorme en los casos «aplanar la curva», y se ve así:

Curva roja: Casos sin medidas de protección
Curva gris: Casos con medidas de protección

¿Cómo podemos aplanar la curva del COVID-19?

La CDC recomiendan que las personas mayores de 60 años y las personas con afecciones médicas crónicas, los dos grupos considerados más vulnerables a la neumonía grave por Covid-19:

Eviten las multitudes tanto como sea posible.

CDC (Centers for Disease Control and Prevention)

Si más de nosotros hacemos eso, disminuimos la propagación de la enfermedad. Eso significa que mi mamá y tu mamá tendrán una cama de hospital si la necesitan.

Emily Landon, especialista en enfermedades infecciosas y epidemióloga del hospital de Medicina de la Universidad de Chicago.

Incluso si eres joven y saludable, es tu responsabilidad seguir las medidas de distanciamiento social para evitar contagiar a otros y desacelerar la epidemia.

Quedarte en casa es la mejor prevención

La mejor manera de frenar la propagación acelerada es que todos, sanos, enfermos, jóvenes, ancianos, limiten el contacto social tanto como sea posible, de inmediato.

Esto se llama distanciamiento social, y solo funciona si suficientes de nosotros lo hacemos. Pero si lo hacemos, podría significar la diferencia entre la vida y la muerte de tus seres queridos.

En el siguiente video «¿Por qué luchar contra el coronavirus depende de ti?» aprende más información sobre los resultados positivos del aislamiento social y como mitigar crisis nacionales.

Subtítulos en español disponible

Artículo original: How canceled events and self-quarantines save lives, in one chart.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.