9 tips para aliviar la ansiedad

El miedo es una de las emociones más poderosas. Tiene un efecto muy fuerte en su mente y cuerpo. Puede crear fuertes señales de respuesta cuando estamos en una emergencia, por ejemplo, si nos atrapa un incendio o nos atacan.

También puede tener efecto cuando te enfrentas a eventos no peligrosos, como exámenes, hablar en público, un nuevo trabajo, una cita o incluso una fiesta. Es una respuesta natural a una amenaza que puede ser percibida o real.

La ansiedad es una palabra que usamos para algunos tipos de miedo que generalmente tienen que ver con la idea de una amenaza o algo que va mal en el futuro, en lugar de ahora.

¿Qué me hace sentir ansioso?

Debido a que la ansiedad es un tipo de miedo, las cosas que describimos anteriormente sobre el miedo también son válidas para la ansiedad.

La palabra «ansiedad» tiende a usarse para describir la preocupación, o cuando el miedo es molesto y persiste en el tiempo. Se utiliza cuando el miedo tiene que ver con algo en el futuro en lugar de lo que está sucediendo ahora.

Síntomas de la ansiedad

Cuando se siente asustado o muy ansioso, su mente y su cuerpo trabajan muy rápidamente. Estas son algunas de las cosas que pueden pasar:

  • Su corazón late muy rápido, tal vez se sienta irregular
  • Respiras muy rápido
  • Sudas mucho
  • Tu estómago se revuelve o sus intestinos se sienten flojos
  • Dificultad para concentrarte en otra cosa
  • Mareos
  • Te puedes paralizar en ciertos momentos
  • No puedes comer
  • Boca seca
  • Músculos muy tensos

9 tips para aliviar la ansiedad

Si lidias con la ansiedad de manera regular, la medicación no tiene por qué ser su único tratamiento. Para mejorar tu salud mental y reducir el estrés, intenta incorporar estos consejos de cuidado personal en tu rutina diaria:

1. Haz ejercicio regularmente

El ejercicio es un factor importante para la salud física y mental. Puede reducir tu nivel de ansiedad y aumentar tu sensación de bienestar. Intente realizar de tres a cinco sesiones de entrenamiento de 30 minutos a la semana. Asegúrate de elegir ejercicios que te gusten para que continúes con tu rutina física a largo plazo.

2. Cuida tus hábitos de sueño

Tanto la calidad como la cantidad son importantes para dormir bien. Los médicos recomiendan un promedio de 8 horas de sueño por noche. Si la ansiedad te dificulta conciliar el sueño, crea una rutina que te ayude a dormir:

  • Deja el celular antes de ir a la cama.
  • Trata de fijar un horario.
  • Asegúrate de que tu cama sea cómoda.
  • Mantenga la temperatura adecuada.

3. Reduce consumo de alcohol y cafeína

Tanto la cafeína y el alcohol  pueden hacer que la ansiedad se acelere. Reduce el consumo o evítalos si puedes. Recuerda, el café no es la única cosa que contiene cafeína. También puede aparecer en:

  • Píldoras de dieta
  • Algunos medicamentos para el dolor de cabeza
  • Chocolate

4. Agenda tu hora de preocupación

Puede sonar ingenuo planificar la preocupación, pero los médicos en realidad recomiendan que agendes un momento para pensar en tus miedos a propósito. Tómate 30 minutos para identificar lo que te preocupa  y lo que puedes hacer al respecto.

Ten tu «sesión de preocupaciones» a la misma hora todos los días. No te detengas en «qué pasaría si». Concéntrate en lo que realmente te pone ansioso.

Diplomado en Tanatología

Aprende cómo fortalecer tu resiliencia para enfrentar tiempos de adversidad con mayor flexibilidad. Online a través de Zoom, inicio lunes 12 de julio 2021. #IHSELF🧡

5. Respira profundamente

Envía un mensaje a tu cerebro de que estás bien. Eso ayuda a que tu mente y tu cuerpo se relajen. Para aprovecharlo al máximo, acuéstese sobre una superficie plana y coloca una mano sobre tu vientre y la otra sobre tu pecho. 

Respire lentamente. Asegurate de que llenes tu estómago lo suficiente como para que puedas sentir que se eleva ligeramente. Sosténlo por un segundo, luego déjalo salir lentamente.

6. Domina tus pensamientos

Trata de convertir cualquier pensamiento negativo en positivo. Imagínate que estás enfrentando tus miedos de frente. Cuanto más hagas esto en tu mente, más fácil será lidiar con ello cuando suceda.

7. Trata la tensión de tus músculos

Relaja la tensión de tus músculos con este sencillo ejercicio: elija una sección de músculos, apriételos durante unos segundos y luego relajelos. Concéntrese en una sección a la vez y trabaje con todo su cuerpo. A esto a veces se le llama relajación muscular progresiva.

8. Ayuda en tu comunidad

Dedica tiempo a hacer cosas buenas por los demás. Puede ayudarte a salir de tu cabeza. Ofrécete como voluntario en tu comunidad. No solo te sentirás bien retribuir, sino que también harás conexiones que pueden ser un sistema de apoyo para ti.

9. Identifica el origen de tu ansiedad

Identifica momentos o lugares en los que notas que te sientes más ansioso. Escríbelos, si es necesario. Busca patrones y trabaja en formas en las que pueda evitar o enfrentar tus sentimientos de pánico y preocupación. Si conoces las causas de tu ansiedad, eso te puede ayudar a ponerlos en perspectiva. La próxima vez, estarás mejor preparado cuando te afecte.

Fuente original: Tips for living with anxiety

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.